Hemos preparado café, pasen y pónganse cómodos

Haciendo una prueba de quienes somos...

lunes, 9 de noviembre de 2009

André Agassi: "Slim cortó droga y la esnifé"


MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS)

CONFIESA QUE CONSUMIÓ 'CRISTAL'


El ex tenista estadounidense André Agassi reconoce haber consumido drogas recreativas y haber mentido a la ATP sobre su consumo para evitar una sanción por dopaje en su libro 'Open: an autobiography', que se publicará el próximo 9 de noviembre.

El ex número uno del mundo dio positivo por la metanfetamina 'cristal' y posteriormente engañó a los miembros de la ATP al hacerles creer que la había consumido de forma accidental, según desvela el diario inglés 'The Times', que publicará varios extractos de la obra hoy y mañana.

El ganador de ocho 'Grand Slams' reconoce que siempre odió en secreto jugar al tenis y vivió con miedo a su padre, un hombre de mal carácter y violento.

Agassi explica que comenzó a tomar 'cristal' --cuya posesión está penada hasta con cinco años de cárcel en Estados Unidos-- en 1997, cuando su estado de forma estaba en declive y estaba lleno de dudas por su inminente matrimonio con la actriz Brooke Shields.

Si el positivo se hubiera hecho público, las consecuencias hubieran sido catastróficas para su carrera. En el libro, Agassi cuenta como su asistente, al que llama Slim, le introdujo en el consumo de este estupefaciente.

"Slim también estaba estresado... me dijo: 'Quieres animarte conmigo con el 'gack', yo pregunté que era el 'gack' y me explicó que era metanfetamina de cristal. Y que lo llamaba 'gack' por el sonido que haces cuando estás arriba. 'Te hace sentir como supermán, tío', me dijo", explica Agassi en su autobiografía.

"SLIM CORTÓ DROGA Y LA ESNIFÉ".

Finalmente, el tenista aceptó probarlo. "Slim cortó un poco de droga en la mesa y la esnifó, después cortó más y la esnifé yo. Me fui al sofá y consideré que había cruzado el Rubicón", relata.

De todos modos, el de Las Vegas reconoce haber tenido "un momento de arrepentimiento" y de "tristeza profunda" aunque se le pasó rápido. "Después llega la euforia, se lleva todos tus pensamientos negativos. Nunca me había sentido más vivo, más esperanzado y con tanta energía", apunta.

Tras el 'subidón' se decidió a limpiar su casa. "Sentí un desesperado deseo de tener todo limpio. Comencé a llorar por mi casa, limpiando todo de arriba abajo. Quité el polvo de los muebles, fregué la bañera e hice las camas", añade.

Un día se encontraba en el aeropuerto de La Guardia (Nueva York) cuando recibió una llamada de un médico que trabajaba con la ATP. "Había condena en su voz, como si me fuera a decir que me estaba muriendo. Y fue exactamente lo que me dijo", rememora.

El médico le dijo que no había pasado un control antidopaje y le explicó que en tenis había tres tipos de violaciones al reglamento. "Las sustancias que mejoran el rendimiento son de tipo 1, me dijo, y conllevan una suspensión de dos años. Sin embargo, el 'cristal' que has consumido es una droga recreacional, de tipo 2", escribe un Agassi que explica que la sanción eran tres meses de suspensión.

Al saberse 'cazado', Agassi consideraba que su carrera estaba acabada. "Mi nombre, mi carrera, todo estaba en juego. Todo lo que he conseguido, para lo que he trabajado, pronto podría quedar en nada. Días más tarde me senté en una silla con un bloc de notas en mi regazo y escribí una carta a la ATP. Estaba llena de mentiras, mezcladas con medias verdades", relata.

Así, explica que Slim, a quien ya ha despedido, es un consumidor habitual de drogas. "Slim a veces mezcla la droga con refrescos --algo que es cierto--. Y aquí viene la gran mentira de mi carta. Dije que había bebido por error uno de los refrescos mezclados por Slim y les pedía comprensión y firmé la carta".

Después de enviarla, Agassi se sintió "avergonzado" y decidió dar un cambio a su vida. "Me prometí a mi mismo que esa mentira era el final de todo esto", escribe al tiempo que explica que la ATP revisó el caso y lo desestimó.