Hemos preparado café, pasen y pónganse cómodos

Haciendo una prueba de quienes somos...

lunes, 6 de febrero de 2012

Truth on Trial in Spain – La Verdad a Juicio en España


Editorial
4 Febrero 2012


Fueron cometidos crímenes terribles durante y después la guerra civil española de 1936-39 que ningún tribunal ha investigado o juzgado aun. Nadie sabe cuántas personas fueron secuestradas, torturadas y asesinadas. Ahora, uno de los jueces de instrucción más relevantes de España, Baltasar Garzón, está siendo juzgado por haberse atrevido a abrir una investigación sobre esas atrocidades.

España es ahora una democracia vibrante, pero el juicio contra el Juez Garzón, que se inicio la semana pasada, es un eco perturbador del pensamiento totalitario de la era de Franco. Se enfrenta a cargos penales que le podrían apartar de la judicatura durante 20 años por desacatar una amnistía promulgada en 1977 para suavizar la transición a la democracia. Él rebate con razón que bajo legislación internacional, no puede haber amnistía para los crímenes de lesa humanidad y que las desapariciones no resueltas –existen miles de fosas comunes sin abrir- constituyen un delito continuado.

En 2008, el Juez Garzón inició una investigación oficial, ordenando la apertura de 19 fosas comunes acusando simbólicamente al General Francisco Franco y varios ex oficiales, ninguno vivo en la actualidad, por la desaparición de más de 100.000 personas. Un tribunal de apelación cerró la investigación. El año siguiente, dos grupos de ultra derecha presentaron cargos penales contra el juez por desacatar la ley de amnistía. El Ministerio Público argumentó que no se había cometido ningún delito, pero el Tribunal Supremo aceptó el caso.

Por otra parte, el Juez Garzón, se enfrenta a cargos penales por resoluciones en otras dos causas de gran carga política. No podemos juzgar los fundamentos de las mismas. Pero el procesamiento de magistrados por sus resoluciones es raro en España y podría desalentar la independencia judicial.

El Juez Garzón se hizo famoso por sus procesos contra terroristas vascos, torturadores argentinos, el ex dictador chileno General Augusto Pinochet y políticos españoles. Ahora, sus poderosos enemigos ven la oportunidad para acabar con su carrera.

Sin duda el Juez Garzón es extravagante y en ocasiones se extralimita, pero juzgarlo por perseguir los crímenes de la era de Franco es una ofensa contra la justicia y la historia. El Tribunal Supremo español nunca debería haber aceptado el caso. Ahora debe absolverlo.

©Traducción de Mercedes

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena traducción, compartido en FB ;)

Mercedes dijo...

Gracias, intento ser lo más fiel al texto original posible y este editorial se lo mercecía!!!

Pablo Dante dijo...

Hola Mila, buen día.
Realmente una atrocidad y por supuesto una falta total de respeto al Estado de Derecho de las victimas. Algo similar pasó mi país en tiempos de la dictadura militar cuando e días de que empezara el Mundial 78; montonero y militares de reunieron en uno de lo hoteles más lujosos de Buenos Aires para; por así decirlo; fumar la pipa de la paz por el tiempo que durar el evento. La verdad una "VERDADERA MERDA", mientras la gente desaparecía y era torturada por parte de la "milicia", o era volada en pedasos por parte de los "surdos". Un pueblo luchaba día a día para soportar el miedo y seguir adelante. Y cuando llegó el momento de pedir justicia la ineficacia y soberbia del poder juzga a unos viejos dinosaurios desauciados; mientras que los torutradores y asecinos siguen caminando como "señores" como si nada hubiese pasado. >( ...

Pablo Dante dijo...

Hola Mila ... buen día.
Leo el artículo y me horrorizo, una vergüenza por aparte de los que legislan y también una irresponsabilidad de toda la sociedad al no exigir, como estado de derecho, la verdad y apoyar al juez Garzón.
Al similar pasó en mi país y hoy se siguen pagando consecuencias graves. Pero la diferencia es que acá 7 años de dictadura solo beneficiaron a Militares y Montonero. Hoy se juzga de manera ridícula y grotesca aun par de viejos fósiles retirados y los verdaderos asesinos siguen libres.
Y esto lo digo por los dos bandos puesto que, durante el régimen si hacía "quilombo" te llegaba de noche un “Ford Falcon Verde” a la puerta de tu casa; te subían arriba y no aparecías más. O por el otro lado sino apoyabas a los "zurdos terroristas" terminabas con suerte con un brazo o pierna amputada; gracias a la infame búsqueda de una patética revolución poniendo bombas en lugares públicos, escuelas, iglesias, etc. donde vos ibas a trabajar y terminabas en murto en mil pedasos. En pocas palabras el pueblo siempre quedó en medio de la disputa y la pagaron inocentes. Esa fue la Argentina infame y grotesca; hoy los montoneros gracias al gobierno “K” ocupan cargos políticos; y; militares torturadores asesinos cobran jubilación y caminan entre la sociedad como si fueran parte de ella. La verdad una verdadera “merda de justicia” tenemos que seguir soportando y es como que hay que dejarla pasar, y las victimas “que se caguen” una vergüenza.