Hemos preparado café, pasen y pónganse cómodos

Haciendo una prueba de quienes somos...

jueves, 25 de noviembre de 2010

Entrevista a Juan Torres López sobre la iniciativa de Eric Cantona


"Es normal que la gente decente se plantee sacar su dinero de bancos que lo usan para hundir a las economías y extorsionar a los gobiernos"

Alberto Montero Soler

El conocido futbolista Eric Cantona ha convocado en Francia un movimiento popular para retirar el dinero de los bancos el próximo día 7 de diciembre (www.bankrun2010). Para conocer los posibles efectos de esta iniciativa entrevistamos a Juan Torres López, Catedrático de Economía, miembro del Comité Científico de ATTAC España y autor de los libros Desiguales. Mujeres y hombres en la crisis financiera (Icaria), con Lina Gálvez, y La crisis de las hipotecas basura. ¿Por qué se cayó todo y no se ha hundido nada? (Sequitur) con la colaboración de Alberto Garzón.

- ¿Qué efectos tendría una medida como esta que propone Cantona?

- Lógicamente depende de su seguimiento. Si se hiciera masivamente, los bancos no tendrían liquidez suficiente para devolver los depósitos a sus clientes porque la banca occidental opera con un sistema llamado de reservas fraccionarias. Esto significa que de todo el dinero que ingresa un cliente sólo conserva una pequeña parte (actualmente un 2% más algunos porcentajes adicionales dependiendo de la regulación de cada país). El resto lo usa para dar créditos. Por tanto, el dinero de los depósitos "no está" en el banco sino sólo en forma de anotaciones, así que en su totalidad no se podría retirar.

- ¿Eso quiere decir que los bancos no "conservan" el dinero de sus clientes sino que lo usan para crear más dinero?

- Efectivamente. El negocio de la banca es ese: crear medios de pago mediante la generación de deuda. Cada vez que dan un crédito con esa parte del depósito que no reservan crean dinero. No dinero legal (monedas y billetes) sino dinero bancario.

- Y gana con eso...

- Claro que gana. Gana más dinero, porque cobra más por prestar que por recibir depósitos. Y gana poder porque, como todo el mundo sabe, el dinero da poder de decisión y de satisfacción.

- ¿Y los gobiernos no podrían evitar una situación de ese tipo, imposibilitando retirar los depósitos?

- Teóricamente, los gobiernos se comprometieron a garantizar los depósitos de los clientes pero lógicamente en su manifestación de dinero bancario. Lo que pasa es que si todos, o un número muy elevado, vamos al mismo tiempo a sacar el dinero eso sería imposible. Lo que hicieron los gobiernos fue en realidad un brindis al sol mientras subsista el sistema de reservas fraccionarias. Ahora bien, en un momento dado pueden decretar que no se pueda retirar el dinero, como ocurrió en Argentina para ayudar a los bancos y a los grandes ahorradores.

- ¿Cree usted que va a ser exitoso el llamamiento de Cantona?

Seguir leyendo: Aquí

4 comentarios:

Martikka dijo...

Esto ya da miedo...No me extrañaría nada la intervención de España.
Lo que plantea Juan Torres y la iniciativa de Cantona son loables, pero puede suponer un hundimiento del sistema que hunda también a los ahorradores, que tampoco tienen culpa de lo que hacen los bancos con el dinero. Nadie tiene la culpa, pero no puede ser que siempre se salve a los bancos y que encima no valga para nada. Entonces ¿qué hacer?

Gracias por estos artículos tan interesantes para reflexionar sobre la época que estamos (¿viviendo?¿sufriendo?)

Mercedes dijo...

Gracias a tí Martika por estar aquí con nosotras. Realmente da miedo porque en este momento no hay solución buena.

Lo que está claro es que el mayor perjudicado SIEMPRE será el más débil.

Anónimo dijo...

Los bancos son unos aprovechadores pero son los gobiernos que tendrían que fijar criterios de vigilancia ultra séveros.

Luci

Mila dijo...

Me he perdido un debate en la TV francesa de unos economistas que van a contracorriente: opinan que para salir de la crisis lo que hay que hacer es aumentar mucho mucho mucho los sueldos de los trabajadores.
Qué lastima! voy a intentar encontrar algo sobre el tema en la red.